Los vecinos

domingo, 23 de diciembre de 2012

Mujer Zen

Escultura de Antoni Miquel Morro
En mis rizos crecían aves. Yo miraba con ojos de escuadra las cosas que pasaban delante de mí mientras ellos anidaban en mi cabeza y se abrían como magnolias en un jardín, como libros viejos en un mercadillo frente al Sena. 
Me fijaba en cosas extrañas, como ese poema de Carner escrito en la puerta del sucio váter de la biblioteca. Me dolía pensar que nadie nunca escribiría nada mío para constatar igualmente su existencia. 
No sabía cambiar de dirección, aquellos días. Me dejaba llevar por los rayos de luz de la luna redentora y seguía dejando que fueran las aves quienes me sujetaran al suelo. Un día me di cuenta, que estaba poblada de palomas y cuervos. Su vuelo alterno, en blanco y negro, parecía formar una columna vertebral en el cielo. Qué angustia cuando desaparecían, que débil me sentía cuando su vuelo rompía el trazado definido de columna...Es que entonces mi alma todavía era como el plano de una ciudad árabe, llena de esquinas y caminos estrechos, de desasosiegos y esperanzas que acababan en callejones sin salida, una ciudad paralela a la simplicidad de estar viva. 
Ahora soy mujer zen, sé cosas que antes no sabía, las sé de verdad, sin forzarme, sin mentiras: sé que lo importante no es lo que se tiene, sino lo que se hace con ello. Sé que soy blanca. Sé que el amor no es ingrávido ni la negra noche camina a pasos paquidérmicos. Sé que no soy sólo una isla, que no soy sólo una flor que late por intercanvio clorofílico, reactiva, sé que no tengo las manos abreviadas y aunque a veces me sienta paralítica o los zapatos no me calcen bien, siempre alzo el vuelo. Escribo y alzo el vuelo...puedo hacerlo. 
Sé, especialmente, que soy. 
Independientemente del reflejo que proyecto en los otros y en los espejos. 
Sé que la paz está, entre otras cosas, en saber amar y en creer de corazón que todo ocurre cómo y cuándo debe ocurrir. 
Sé que soy fuerte y débil al mismo tiempo, grande y minúscula, el todo y la nada, sé que no necesito bucear en las abisales aguas de la mente o del alma ni mucho menos pasar de puntillas con los ojos cerrados y las manos llenas de urgencias y accesorios. 
Yo simplemente miro y sonrío. Yo simplemente comparto y sonrío. Yo simplemente amo y sonrío. Yo simplemente recreo realidades y sonrío. Yo simplemente estoy aquí, ahora. Yo simplemente soy.
Felices fiestas, felices vidas! Me voy unos días de vacaciones. Que no os falte la paz...

16 comentarios:

  1. Sigues tu, estima i comparteix.
    Descansa.
    Que tinguis feliços dies de vacances, i que en els que vinguin després també trobis felicitat :o)
    petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. També per a tu estimat frare :) ja som aquí...

      Eliminar
  2. Pero no puedes negar que la kasbah árabe es en parte fortaleza y protección y complementariamente algo acogedor para sus moradores...tal vez hay algo más y menos dulce para nuestra mentalidad de librepensadores: el control social tan directo, vía poder patriarcal y sus secuelas.

    Mujer zen, ¿sabes que precisamente ese zen puede ofrecerte mañana otras visiones sobre ti misma que no son idénticas a las que crees percibir ahora? Y es que ni el zen está libre de la mutabilidad permanente, de la dinámica imparable, de pensar lo impensable en el presente, de abrir los sueños y habitarlos sin que sean solo sueños...

    Salud para seguir caminando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se´, Fackel. Y sí, lo más importante: salud integral para seguir caminando...

      Eliminar
  3. más que vacaciones suena a que te vas diez mese al fin del mundo
    me gstó tu texto
    que es el intercanvio?7
    y si uno es todo y nada al mismo tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ni siquiera han sido 10 días, Garriga. Pero intensos... :)

      Eliminar
  4. Eres todo eso y mucho más. Grande!
    Felices fiestas y hasta tu vuelta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ohhh!! Hoy de nuevo me dejas mudita!! que bonito que te dediques a ti un texto, tan bonito y tan bien encadenado!! Y ojalá muchas personas fueran simplemente. Disfruta del viaje!!! Yo parto mañana!! Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo he disfrutado bastante. Espero que tú también. Feliz 2013, guapa!

      Eliminar
  6. Con tanto cambio de dirección casi me pierdo, al menos he acabado el año llegando a tu nueva casa.
    ¡Feliz 2013!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo siento, gracias por esforzaros en encontrar el camino. Un besazo!!

      Eliminar
  7. Sigues feliç nina, molt feliç!

    Bona sortida i bona entrada!!
    Aferradetes ben fortes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, guapa...Ja som per aquí. Quan vulguis aquest cafetó pendent...Una abraçada!

      Eliminar
  8. Detrás de esas gafas de sol, se intuye la mirada de una persona que ha visto muchas cosas antes de convertirse en una mujer zen.

    ResponderEliminar