Los vecinos

martes, 19 de febrero de 2013

Mis ganas de que sea

Yo te pienso como un ser bueno y me lo creo. Sin embargo nunca ha habido nada más que mis ganas de que sea.
(Mi cabeza volteando sola cuando nos despedimos, sin voluntad mi cabeza, para mirarte otra vez, y detenerte en mis ojos).
Por favor...

13 comentarios:

  1. nadie aconseja alimentar los prejuicios, pero, de tenerlos, supongo que siempre sería más noble -y más positivo- tenerlos a tu estilo, con ese deseo de bondad, con esa inocencia de esperar el bien y de alimentarlo en el deseo.

    te dejo un abrazo que no piensa y que no pide, sólo abraza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noctiluna, qué bien poder abrazar así, llegaste más allá. Extraño esa larga conversación que nunca tuvimos. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Ves que me resisto a llamarte Noctiluca? ;)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Cuando se volteó, esa cabeza dejó de ver lo que tenía enfrente.

    ResponderEliminar
  4. Quan una no veu malícia és...que ella no la té.

    Gir involuntari o no, desig d'aturar el temps i que no s'acabi mai aquest moment.

    Bessets.

    Ps: Quan tengui una estona tranquil·la t'enviaré lo promès. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cert també...les persones som molt complicades.

      Eliminar
  5. Pasa que a veces con las ganas no es suficiente...
    Beso

    ResponderEliminar
  6. La realidad no se altera con las ganas.
    Es una lástima.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Uf! Esto es un puñal en el mero centro del corazón.
    Besos.

    ResponderEliminar